Con una pincelada de Cabernet Sauvignon, la tinta fina o tempranillo procedente de nuestros mejores y mas viejos viñedos, se manifiesta en este vino con toda su plenitud. Su crianza de 21 meses en barrica de roble francés, seguido de un reposo similar en botella, le aportan un notable y longevo equilibrio.

 

Su personalidad pretende ser un fiel reflejo de las raíces tradicional que nos avalan y de las preferencias del consumidor actual. Por su elaboración artesanal y natural se aconseja decantarlo.

Carmelo rodero reserva 2014.

37,50 €Precio